Homenaje póstumo a nuestra querida profesora Sonia Águila

IN MEMORIAM

 

Homenaje póstumo a nuestra querida profesora Sonia Águila

 

Posthumous tribute to beloved professor Sonia Águila

 

 

Sonia Águila Setién nació el 20 de julio de 1936, en Placetas, Villa Clara. Se diplomó de Bachiller en Ciencias y Letras en su pueblo natal en el año 1953.

Su vocación estuvo orientada hacia los estudios de Medicina por lo que se graduó en la Universidad de La Habana en 1962. Vivió el triunfo revolucionario en plena juventud y cumplió el servicio médico rural en Jovellanos, provincia de Matanzas y en Minas de Buey Arriba, Bayamo, antigua provincia de Oriente.

Obtuvo el título de especialista en Ginecología y Obstetricia en octubre de 1966 laborando en el servicio fundado por el Profesor Eusebio Hernández Pérez Padre de la Obstetricia cubana en el Hospital General "Calixto García".

Trabajó como especialista y Jefa del servicio de Obstetricia en el Hospital Provincial Docente (Maternidad norte) de Santiago de Cuba y luego fue responsable provincial de la especialidad en Oriente Sur hasta 1968. Dirigió el Hospital Docente de Maternidad "América Arias" (1969) y ocupó los cargos de Jefa del servicio de Ginecología, Subdirectora facultativa y docente en el Hospital materno infantil 10 de octubre (1970 - 1975). En ese último pasó a la Dirección de ese centro hospitalario.

Ocupó las responsabilidades de Jefa de un grupo básico de trabajo, jefa de servicio de Obstetricia y Directora en el Hospital ginecobstétrico "Profesor Eusebio Hernández" de Marianao, en La Habana (1975 - 1979). En 1985 fundó el primer servicio de cuidados perinatales que marcó las pautas para la creación de estructuras similares en el resto del país. Estas constituyeron un indudable paso de avance en la calidad de la atención a la mujer embarazada y la madre. Alcanzó las categorías docentes y científicas de Profesora Titular y Consultante, Investigadora Agregada y Presidenta del Consejo Científico de este centro asistencial. Cumplió honrosamente una misión internacionalista en Granada (1981 - 1982).

Organizó e impartió los primeros diplomados de Perinatología brindados en Cuba, formó numerosos perinatólogos de toda la Isla y organizó y ejecutó cuantiosos cursos y talleres de medicina materna fetal y perinatal.

En Italia se entrenó en el manejo de la enfermedad hemolítica perinatal, aspecto en el que fue una verdadera autoridad y contribuyó a generalizar sus conocimientos sobre esta entidad. Brindó su apoyo y experiencia en el tema a todo el país desde el Hospital "Profesor Eusebio Hernández" como centro de referencia nacional.

Fue profesora, tutora, asesora de innumerables estudiantes, residentes, especialistas, profesores. También se desempeñó como autora, coautora y editora de numerosas publicaciones entre las que se cuentan los manuales de procedimientos y libros de texto y referencia de la asignatura y la especialidad para pregrado y posgrado respectivamente, entre otras cuantiosas obras.

Fue Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología y del Grupo Nacional de Asesores del Ministro de Salud Pública por la especialidad.

Sonia fue Maestra de la Obstetricia y la Ginecología Latinoamericanas, merecedora del Premio Internacional de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia a la mujer ginecobstetra investigadora, médico y docente, por su innegable contribución nacional e internacional a la especialidad. Ocupaba, al despedirse de nosotros, la Presidencia de la Sección de Medicina Materno Fetal y Perinatal de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología, actividad que desempeñó durante más de dos décadas.

Entre las numerosas distinciones recibidas, se hallan las medallas "Piti Fajardo", por la Educación Cubana y "José Tey".

Militó en las filas del Partido Comunista de Cuba por más de cuatro décadas, con total coherencia entre el pensamiento, la palabra y la acción.

Siempre junto a su colectivo de trabajo en situaciones favorables y desfavorables . En todo momento estuvo atenta, presintió, advirtió, acompañó y brindó la oportuna ayuda o el aliento necesarios.

Se sobrepuso a lo particular, a lo privado. Primero siempre estuvo atenta a la colectividad. Siempre priorizó el fin, lo general, lo más importante e inmediato, lo primero, lo urgente, lo de los demás, la especialidad; pero sin olvidar que la historia la hacen los hombres y las mujeres.

Más allá de todas las responsabilidades, cargos, condecoraciones, reconocimientos, tenemos en ella la imagen de la bondad, el carácter, la firmeza, el estoicismo, la capacidad de dar la mano y exigir, de juzgar y poner la mano sobre el hombro, de derramar una lágrima y acompañar con una sonrisa. Sonia, en su tiempo, en nuestro tiempo, ha sido émula de Mariana Grajales.

Sonia es de los que fundan y construyen; es y será de las imprescindibles. Sonia, nuestra Sonia es, sin dudas, Maestra de generaciones, de las de ayer, de hoy y de mañana. Seguir su ejemplo, con la palabra y la acción, es el homenaje más leal a su legado.

 

 

Dr. Jorge Delgado Calzado
Sección de Medicina fetal y perinatal

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.

Comentarios sobre este artículo

Ver todos los comentarios